Diego Rodríguez el Soñado es un ladrón de los de antes. Tiene un código moral por el que evita usar la violencia que entre delincuentes mexicanos parece el pan de cada día. Cansado de su vida criminal, decide realizar un último atraco y retirarse. Escoge una bucólica provincia para robar un banco y desaparecer más tarde en la playa. Siguiendo los consejos que le daba su padre, se dispone a ejecutar un plan perfecto, pero ignora que los planes perfectos lo son hasta que se ponen en práctica.

En el camino se encontrará con un ladrón de joyas, un pintoresco diputado tlaxcalteca, un aprendiz de narcotraficante, un par de sicarios norteños y un peculiar taxista, que una y otra vez pondrán en peligro ese soñado retiro.

Diego Rodríguez el Soñado aprenderá que uno nunca debe meterse a un lugar si no sabe cómo salir.

Iván Farías, uno de los narradores con mayor proyección del panorama noir, demuestra con agilidad e ironía que no solo de narcos vive la novela negra en México, y que en un mundo global, un simple atraco puede acabar conectando con las guerrillas en África, la mafia rusa y las redes del crimen organizado en Europa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies